AIN GHAZAL – JORDANIA

Pablo Miladinoff27 de diciembre de 2014

Nacimiento y creencias de distintas civilizaciones.
Ain Ghazal, Jordania.

Ain Ghazal se encuentra en la región central de Jordania, al Nordeste de Ammán y no muy lejos de dicha ciudad. En 1974, las obras para la construcción de una carretera dejaron al descubierto los restos de un poblado neolítico en el lugar. Poco después comenzaron las excavaciones arqueológicas, que dejaron a la luz construcciones de piedra compartimentadas en distintos espacios, con paredes y suelos enyesados, techumbres sostenidas por vigas de madera, y provistas de patios. En ellas se encontraron restos de hogares y de alimentos, instrumentos líticos y pequeñas figuritas de piedra o de arcilla. Aparecieron enterramientos bajo el suelo mismo de las casas, y se identificaron edificios que no eran de habitación y que bien pudieron tener alguna función pública o religiosa.
Los estudios realizados durante todo este tiempo han permitido establecer que el poblado estuvo habitado aproximadamente entre el 7250 y el 5000 a.C. Nació pues, y sus restos materiales así lo atestiguan, durante lo que para el Levante proximoriental, o regiones del valle del Jordán, Palestina y Siria, se conoce como PPN-B o Neolítico Precerámico B o Medio. El PPN-B es la segunda fase del Neolítico Arcaico, esto es Precerámico, del área, y también lo podéis encontrar referido, según la nomenclatura propuesta por Walter Moore en 1985, como Neolítico II de Levante. El período se suele ubicar cronológicamente, de forma orientativa y aproximada, entre el 7000 y el 6200 o 6000 a.C.
En 1983 tuvo lugar en el yacimiento el más significativo de sus hallazgos: bajo el suelo de un conjunto constructivo que a todas señas no había servido para la habitación, quizá de carácter religioso, se encontró una fosa de un metro y medio de profundidad. En su interior, unos misteriosos personajes aguardaban a los arqueólogos, cerca de veinticinco estatuas antropomorfas de yeso de singular aspecto, con cuellos largos y cabezas abultadas, casi deformes. Algunas de las piezas eran tan sólo torsos, otras tallas de cuerpo entero y diferentes tamaños.

Las dimensiones de los bustos variaban entre los 35 y los 40 centímetros de altura, las de las estatuas completas más grandes llegaban a casi un metro. Parecían representar a seres andróginos, sin pistas que indicaran su género, si bien algunos arqueólogos han propuesto que sean imágenes de seres humanos de diferente condición sexual y edad, varones y hembras adultos, niños y niñas… Pero la teoría se basa únicamente en la diferencia de alzada y sobre todo en impresiones personales poco rigurosas más que en otra cosa. Muy dañadas algunas piezas a causa de las vibraciones provocadas por las máquinas en su momento empleadas para la construcción de la carretera, fueron delicadamente rescatadas bajo la supervisión de la arqueóloga británica Kathryn Walker Tubb, y trasladadas para su estudio y restauración al Instituto de Arqueología de Londres.

Más info en: Click aquí…

admin
admin
Página personal de Jesmar Martinez.

Deja un comentario

Shopping Cart
There are no products in the cart!
Subtotal
0,00
Total
0,00
Continue Shopping
0
Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Color
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0
A %d blogueros les gusta esto: