11M Infamia

11 DE MARZO, HISTORIA DE UNA INFAMIA…

¿Que es Pluto-Cracia?… (

1. f. Situación en la que los ricos ejercen su preponderancia en el gobierno del Estado.

2. f. Conjunto de ciudadanos adinerados que ejercen su influencia en el gobierno del Estado.

) Real Academia de la Lengua Española. RAE…

Plutocracia es una forma de oligarquía en la que una sociedad está gobernada o controlada por la minoría formada por sus miembros más ricos. El primer uso conocido del término se debe a Jenofonte.​

Jenofonte fue un historiador, militar y filósofo de la Antigua Grecia. Como historiador, Jenofonte fue un cronista de su tiempo, finales del siglo V e inicios del IV a. Wikipedia

 

ESTA NO ES UNA GUERRA ENTRE SERES DE CARNE Y HUESO. ES UNA GUERRA ENTRE ALTAS JERARQUIAS CELESTIALES E INFERNALES. QUE TIENEN PODER Y MANDATO, EN ESTE PLANETA OSCURO Y CONFUSO…

Tribuna/Tribuna internacional
Consecuencias y lecciones del 11 de marzo
Por Mirador Schuman, martes, 18 de mayo de 2004


El atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid ha tenido consecuencias importantes sobre la escena política española y las ha tenido también sobre la escena internacional como resultado de las decisiones consecutivas del nuevo gobierno socialista que ha salido victorioso en las elecciones que tuvieron lugar unos días después del atentado. Las decisiones, como se sabe, consistieron en anunciar, horas despues del resultado de las elecciones y en respuesta a un compromiso contraído con los electores, la retirada, el 30 de junio y en caso que las Naciones Unidas (NU) no hallan asumido el control politico en Iraq, de las tropas españolas enviadas por Aznar a Iraq en apoyo a la coalición liderada por los Estados Unidos.

El anuncio se transformó, días después de la investidura, en la aceleración de la retirada de tropas (con fecha de finales de mayo) sin esperar el resultado (ni siquiera el inicio) del debate en las NU sobre una nueva resolución que diera cobertura legitimadora a la presencia de las tropas de la coalición.

Esta segunda decisión se adoptó después de una rápida visita del nuevo Ministro de Defensa, José Bono, a Washington (a Donald Rumsfeld) de la que parece ser extrajo la conclusión que los americanos no iban ha aceptar ninguna resolución que diera el control político del proceso post-conflicto de Iraq a las NU. Esta resolución, inesperada, fue recibida con cierta incredulidad y naturalmente con hostilidad por los miembros de la coalición e incluso por algunos políticos de los países que se opusieron a la guerra de Iraq, que temieron por una desestabilización demasiado rápida de la coalición y por tanto de la situación militar y política sobre el terreno en Iraq.

ATENTADOS 11M 2002 - España

Atentado 11M 2004 - España Madrid.
Atentado 11M 2004 – España Madrid.

Este blog ha sido creado por Leopoldo Ridruejo Miranda, ingeniero de caminos español que vive refugiado en Lisboa desde Febrero del 2008, debido a las continuas amenazas y acoso gangstalking que sufría en España por parte del CNI, de la policía española y la Guardia Civil, a partir de Junio del 2004, tras conocerse que había sido casualmente testigo en Junio del 2003 de una reunión en Madrid, en la cafetería Rodilla de la calle Orense, en la zona AZCA/El Corte Ingles, de seis árabes entre los que estaban Jamal Zougham, Mohamed Bekkali, Basel Ghalyoun y Jamal Ahmidah (El Chino).


Ocho meses antes del 11-M y muy pocos días después del atentado contra la Casa de España en Casablanca, estos seis supuestos fanáticos islamistas se estaban paseando tranquilamente por una de las zonas mas vigiladas de Madrid. Leopoldo recuerda el aspecto de mendigo/delincuente, vestido como un pordiosero, que llevaba El Chino. Contrastando con el aspecto aseado, camisas de rayas y vaqueros, de Ghalyoun, Zougham y Bekkali.
Durante la reunión solo hablaba El Chino, dirigiéndose en todo momento a un árabe corpulento, con barba, en su cuarentena, vestido a la manera tradicional árabe. Nunca he visto una foto de esta persona entre los numerosos detenidos que han aparecido en los medios de comunicación estos anos. Aun recuerdo bien su cara y podría reconocerle si viera su foto.
No cabe duda que esta reunión tenia por fuerza que estar controlada por el CNI y la UCIE. No cabe otra explicación. Es imposible que unos árabes fanáticos que están planeando un atentado se dediquen a pasearse por zonas sensibles de Madrid, justo cuando habían saltado todas las alarmas de peligro de atentados islamistas. No cabe mas remedio que concluir que estos árabes no solo se sabían con cobertura, sino que trabajaban varios de ellos para el CNI y la policía, como confidentes.
Hubiera sido un golpe muy duro para la credibilidad de la versión oficial que se hubiera conocido en los meses siguientes al 11-M que estos los supuestos terroristas fanáticos se estaban paseando tranquilamente por el Corte Ingles y AZCA. Zona comercial del principio de la calle Orense.


No se ha querido pues que se conociera esta reunión y para ellos se me ha aplicado una técnica de neutralización de personas llamada gangstalking. Consiste en realizar al individuo seleccionado un acoso encubierto mediante vigilancia 24 horas marcada con provocaciones y montajes preparados, allanamientos de morada casi diarios dejando muestras de que tal esta sucediendo, campana de mentiras denigratorias en todo el entorno de la víctima, familiar, personal y profesional, para aislar al objetivo y dejarle sin trabajo ni apoyos. Es una practica negra utilizada por policías y servicios secretos criminales en países no democráticos donde no se respeta el Estado de Derecho. Si, se que es difícil de creer que en España, en un país de la UE, en el siglo XXI, se este produciendo una violación de los derechos civiles tan brutal. Uno solo acaba de creerse esas historias referidas a países como Mexico o Guatemala. Es difícil de asimilar que tenemos unos servicios secretos y una policía que funcionan como hooligans descontrolados, arrasando por encima de ciudadanos con total impunidad. Fuerzas de seguridad y cuerpos de información que se consideran por encima de la ley; para quienes realizar un allanamiento de morada sin orden judicial o amenazar de muerte a una persona, es algo habitual y esta aceptado en su cultura de trabajo.

Llevo 9 meses en Portugal. Cuando llegué aqui se me había olvidado lo que era pasear por la calle sin tener encima a una banda de delincuentes acosándome diariamente con teatro de calle. He podido recuperar una vida normal y disfrutar de un país donde los derechos civiles básicos son inviolables. Publicado por Leopoldo Ridruejo Miranda  http://leopoldoridruejo.blogspot.com/2008/10/11-m-no-nos-callaran.html

Más info en: Click aqui…

 

Eugenio Pordomingo (12/3/2015) – espacioseuropeos.com
El 11 de marzo de 2004, hace ahora once años, ocurrió el mayor atentado terrorista de la historia de España, con un luctuoso saldo: 193 muertos y más de dos mil heridos de diversa consideración, muchos de ellos gravísimos. Un atentado que se va diluyendo, borrando, de la memoria colectiva del pueblo español con rapidez vertiginosa. Ese borrado de memoria se debe, sobre todo, a la colaboración necesaria de las autoridades españolas. 

Victimas atentado 11M 2004 - España Madrid.
Victimas atentado 11M 2004 – España Madrid.

A pesar de todo –no lo pueden evitar, sobre todo en época de eventos electorales-, cada año se organizan actos en recuerdo de esa masacre. Por supuesto, con una profunda división entre las dos asociaciones de víctimas del 11-M. Una de ellas, 11-M Afectados del Terrorismo, presidida por Pilar Manjón y Víctimas del Terrorismo (AVT), que lidera Ángeles Pedraza.

El ser humano tiende generalmente al reduccionismo, a simplificarlo todo. Las explicaciones, por ejemplo, para referirse a nuestra reciente Historia se despachan a menudo de la forma más simple. Veamos, por ejemplo, el análisis –por decirlo de alguna manera- que, en esta línea, se suele hacer de los bandos en liza en nuestra guerra civil. Para unos, los “rojos” eran el diablo con rabo y los “nacionales”, algo así como la reencarnación del bien supremo. Para los otros, los republicanos eran la revolución benefactora e igualitaria, que iba a cambiar el mundo; mientras que los de enfrente eran considerados, ni más ni menos, que unos militarotes fachosos, traidores al gobierno de la República.

La disparidad de criterios y el enfrentamiento entre los partidarios de Borbones o de Austrias se puede extender a los que defienden o son detractores declarados de la colonización española en América.

Sobre la masacre del 11-M de 2004, seguro que hay unanimidad. Todos pensamos que fue una gran tragedia; un vil y cobarde atentado con muchas víctimas inocentes. Pero lo complejo es cuando surgen las preguntas: ¿quién o quiénes fueron los responsables?; a ¿quién beneficio el atentado?, etc., etc.

Un análisis de la sociedad, y de lo que en ella acontece, no se debe hacer desde el rencor, la subjetividad, ni tampoco desde el dogmatismo de una ideología ni, por supuesto, desde la cercanía del dolor.

El 11-M ha marcado un hito en nuestra reciente Historia, y también en la de Europa. Un punto de inflexión, de no retorno a lo de “antes”. Del 11 al 14 de marzo (fecha de las elecciones legislativas) tan sólo van tres jornadas. Pero vaya tres días.

A la memoria me viene el asesinato (algunos lo denominaron magnicidio) del que fuera Presidente del Gobierno durante el franquismo. Me refiero al almirante Luis Carrero Blanco. Con su muerte muchas cosas cambiaron. Los que ordenaron su asesinato, no sólo querían acabar con su vida; querían acabar con algo más. muertos-en-el-11-mmuertos-en-el-11-m

El catedrático de Sociología, Amando de Miguel –hoy muchos lo sitúan en la extrema derecha, pero años atrás sus trabajos eran de lectura obligada para sectores de la izquierda-, afirmó en uno de sus voluminosos estudios sobre España -en concreto sobre las familias del franquismo-, lo siguiente: “Somos un pueblo bastante siniestro, y aquí las grandes etapas políticas se determinan por el asesinato de un gran jefe político”. Tras mencionar a Cánovas (1897), Dato (1921) y Calvo Sotelo (1936), manifiesta su opinión acerca de lo que representó la muerte de Carrero Blanco: Asimismo, el franquismo desarrollista acaba con el atentado que costó la vida a Carrero Blanco (…). cada uno de estos atentados representa un punto de inflexión hacia una nueva fórmula política y hacia nuevas condiciones económicas”.

En efecto. En aquella ocasión, tras el frío y enigmático comentario de Franco, “no hay mal que por bien no venga”, se confirmaba un inicio de transición política y otro, un tanto incierto, de transformación económica. A ello contribuyó, y mucho, la visita que nos hizo dos días antes el Secretario de Estado de EEUU, Henrry Kissinger.

La periodista Pilar Urbano, en su libro El precio del trono, dejó escrito lo siguiente:  “Kissinger tenía que saber porque, como presidente ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional, no debía desconocer determinadas operaciones de alto calibre político si en ellas estaba incursa la CIA“.  Para ella, el atentado de Carrero Blanco era “la utilización o dirección a distancia de unos elementos subversivos terroristas para ejecutar un magnicidio que fulminaría no sólo a un jefe de gobierno, también al sistema autoritario que él encarnaba (…) la CIA había intervenido en distintas fases del proyecto: propuso el objetivo Carrero, reorientó a ETA para que su plan de secuestro fuese plan de eliminación, facilitó el hallazgo casual de un lugar desde donde cometer el atentado y puso el explosivo necesario“.

Retomemos el 11-N. Esa tragedia no se puede analizar sin tener en cuenta los resultados electorales del 14-M; sin obviar la cuestión europea; sin dejar a un lado el fenómeno del terrorismo; sin marginar las alianzas de Aznar por aquellos días y las de Zapatero después; tampoco se pueden obviar nuestras relaciones con Francia y Marruecos por el conflicto en el Sáhara Occidental.

Para un diagnóstico del 11-M, se precisan muchas radiografías. ¿Hubieran sido los resultados electorales los mismos sin la masacre del 11-M? Nunca se sabrá. Lo que si está claro, al menos para mí, es que los que optaron por votar a unos u otros no cambiaron su opción política de forma radical, influidos por la gran tragedia. Pero muchos estaban indecisos y conmocionados por la tragedia. El atentado radicalizó la votación. El PSOE no ganó las elecciones; las perdió el PP.

Engaños, manipulaciones, tergiversaciones, promesas incumplidas, soberbia, altanería, miedo y obediencia al exterior, tuvieron mucho que ver, también, con el resultado electoral. Ya se sabe: se puede engañar a uno toda la vida, a unos cuantos durante mucho tiempo; pero a todos durante toda la vida, no. Aunque en España este dicho no es un axioma.

Después de once años, y a pesar de lo que digan unos y otros, no se ha sabido quién o quiénes fueron los autores intelectuales y materiales -de éstos últimos conocemos algo-, de esa tragedia. Reuniones, comisiones, foros nacionales e internacionales, promesas, juicios e investigaciones no han servido para aportar luz a tanta oscuridad.

En la memoria colectiva quedará el enfrentamiento entre partidos políticos que se ha trasladado a la creación de dos  asociaciones de víctimas enfrentadas. Este desolador panorama ha servido para que nos demos cuenta de la incapacidad de nuestros gobernantes e instituciones. Después de transcurridos once años la ciudadanía sigue esperando unos resultados de la Comisión del Congreso de los Diputados que nos aporte alguna verosimilitud.

Los ciudadanos necesitamos saber, por encima de todo, quién ordenó semejante barbaridad; quién o quiénes fueron los autores intelectuales de semejante monstruosidad. Esta claro que ese atentado no lo llevaron a cabo cuatro desalmados sin cobertura y sin apoyo exterior e interior.

Sobre estas interrogantes, es conveniente recordar que la Asociación Para el Progreso de los Pueblos de África (APPA) se dirigió al Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy,  solicitándole un nuevo juicio a Jamal Zougan, condenado con testimonios falsos por los atentados del 11-M. El argumento para esa petición se basó en que “Las últimas noticias conocidas sobre la falsedad de las declaraciones de los dos testigos de cargo, pagados generosamente por el Ministerio de Interior, y que sirvieron para fundamentar la condena de JAMAL ZOUGAM, como responsable material del atentado del 11-M, vienen a unirse a tres hechos, ya constatados: no haberse encontrado Goma-2 Eco en las muestras del explosivo analizado, la destrucción de pruebas y la presentación de pruebas falsas por funcionarios de la Seguridad del Estado”. el-cadaver-del-geo-torronterasel-cadaver-del-geo-torronteras

Para muchos analistas el 11-M está plagado de conspiraciones. El libro Claves de una conspiración, de Bruno Cardeñosa, editado por Espejo de Tinta, recoge algunas:

  • Estados Unidos ocultó a España datos sobre quiénes iban a provocar esa matanza;
  • en los días previos al 11-M se produjeron extraños movimientos en la Bolsa española que indicaban que en las altas esferas del poder financiero existía información previa sobre los atentados que se iban a cometer;
  • en los meses previos a los atentados, satélites norteamericano fotografiaron a fruición la estación de Atocha, ¿por qué?;
  • las pruebas utilizadas por la policía para detener a los culpables fueron colocadas a modo de ‘señuelos’. Alguien delató intencionadamente a los activistas;
  • las cámaras de seguridad de las estaciones de tren donde se cometieron los atentados no captaron a ninguno de los sospechosos;
  • tras el 11-M, Estados Unidos y Marruecos llegaron a varios acuerdos que beneficiaban a ambos países;
  • varios de los acusados eran confidentes de la policía y muchos de ellos estaban vigilados desde hacía años, pero en los días previos a los hechos se les dejó trabajar en su siniestro plan;
  • los terroristas que supuestamente participaron en la matanza no eran suicidas. Sin embargo, días después de los hechos se inmolaron en una vivienda de Leganés (Madrid).

Otro asunto relacionado con el 11-M, y del que tampoco se nos ha aclarado casi nada, fue la muerte del GEO (Grupo Especial de Operaciones de la Policía  Nacional), Francisco Javier Torronteras, acaecida el 3 de abril de 2004 en el asalto al piso donde, supuestamente, se inmolaron varios presuntos terroristas del 11-M. Torronteras murió al estallar la carga explosiva  con la que se inmolaron varios de esos supuestos terroristas que se encontraban en un piso en el barrio de Leganés, en Madrid. Días después, la tumba de Torronteras fue profanada en el cementerio Sur de Madrid. Allí, unos desconocidos sacaron su cadáver del nicho donde se encontraba y lo trasladaron cientos de metros (700), donde le prendieron fuego. Hasta ahora no se ha sabido más de ese macabro asunto. Sobre ese cadáver, totalmente calcinado, si se hizo la autopsia, no antes.

Nada más ser nombrado titular de Interior, José Antonio Alonso, manifestó que en cuarenta y ocho horas aclararían todo lo relacionado con la muerte del GEO. Pues ni cuarenta y ocho horas ni once años. A estas alturas, todavía no sabemos con certeza qué es lo que aconteció en el piso del barrio de Leganés; ni cómo murió Francisco Javier Torronteras; ni por qué se le enterró a toda prisa sin esperar tan siquiera a que se cumpliese el plazo legal.

El ministro de Interior reprobó la “brutal profanación” de su cadáver y expresó su “más sincera solidaridad y apoyo a los familiares” de Torronteras, a la vez que se comprometió a que, a la mayor brevedad, se tendrían noticias sobre esa brutalidad. Tres años después de su muerte, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, hizo entrega de la medalla al Mérito  en el Trabajo, a título póstumo, a la esposa de Torronteras.

Hay muchas dudas más: ¿por qué los trenes fueron desguazados rápidamente, sin que se analizaran sus restos?; ¿quién ordenó ese desguace? Tampoco se sabe con certeza qué tipo de explosivo emplearon los asesinos.

Los españoles no debemos perder nuestra “memoria colectiva”, a pesar de los esfuerzos que otros hacen para que así sea. El poeta argentino José Luis Borges dijo que si el hombre pierde la “memoria colectiva” se convierte en un imbécil, o un Idion, un cualquiera, según Aristóteles.

Los «controladores» del Sistema imperante tratan de que “la mutación del ciudadano al idiota social”  sea un logro, como dejó escrito el sociólogo italiano Marcos Roitman. A base de “eliminar” o hacernos olvidar ciertos hechos, tratan de hacernos perder nuestra identidad colectiva. Así, poco a poco, caemos en el autismo individual; de ahí al adormecimiento colectivo va un centímetro. El producto final que consiguen es  encefalogramas planos.

Y en esa lucha estamos. Unos quieren adocenarnos y otros peleamos para que no lo consigan.

Jésmar Martínez © 2016 – 2020

Shopping Cart
There are no products in the cart!
Subtotal
0,00
Total
0,00
Continue Shopping
0
Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Custom attributes
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0
A %d blogueros les gusta esto: